El aprendizaje con las tareas de casa.


Desde que estaba en la escuela, aprendí que las actividades cotidianas que realizamos en casa, son la mejor herramienta de aprendizaje y de apoyo para el desarrollo de un niño en su primera infancia. Los niños pequeños aprenden por imitación, por diversas experiencias sensoriales y de movimiento. Por naturaleza misma tienden a explorar el ambiente físico y social que les rodea; ese mismo ambiente les proporciona límites, estructura y protección, así como la posibilidad de tomar riesgos y encontrar retos.

Cuando pensamos en el buen desarrollo de nuestros hijos, lo primero que se nos viene a la mente son un montón de juegos estructurados, sin darnos cuenta que este tipo de juegos, lejos de apoyar su buen desarrollo, sobre-estimulan sus sentidos o bien, atienden tan sólo algunas áreas de su desarrollo. Entonces llenamos a un niño desde muy pequeño con un montón de juguetes que al final, muchos de ellos, terminan ni siquiera siendo usados...

Aquí te platiqué por qué los niños pequeños (y grandes) no necesitan un montón de juguetes demasiado estructurados. Pero la realidad es que las actividades prácticas y significativas como cocinar, hornear, jardinería, barrer, lavar trastes, tejer y otras tareas domésticas le ayudan a desarrollar sus capacidades humanas de manera plena y para toda la vida.

Cuando un bebé se convierte en niño, se convierte en un ser consciente de si mismo, identificando inmediatamente que es un ser individual y único, por lo que entra en una etapa en la que busca ser independiente sintiendo que es autosuficiente. Los niños pequeños de 2 años quieren hacer todo ellos solitos, por lo que esta etapa es crucial para fomentar su autonomía. Además, las tareas domésticas permiten al niño trabajar con sus manos y su cuerpo, lo que desarrolla la motricidad y la inteligencia.

Lo más aconsejable por la pedagogía Waldorf, Montessori y entre otras, es no frenar su interés por querer hacer las cosas, aunque casi siempre su ayuda nos retrase en las tareas.

Alguna vez le plantee una pregunta a ED que le ayudó a caer en cuenta de una realidad; hay que considerar cuál es nuestra prioridad de nosotros como padres hacia nuestros hijos... ¿Qué es más importante para ti, tu casa impecable o el desarrollo pleno de tu hijo?... Inmediatamente respondió y estoy segura de que para cualquiera la respuesta sería la misma.

Como padres y madres lo que mas nos preocupa es el desarrollo pleno y saludable de nuestros hijos, por lo que permitir al niño que realice ciertas actividades en casa como barrer, lavar su plato, posiblemente nos requiera invertir más tiempo de trabajo en casa, pero cuando nuestros hijos crecen, se vuelven evidentes los beneficios que eso les da.

Crea un ambiente que favorezca el desarrollo del niño con tareas domésticas.

Normalmente procuro levantarme antes de que Aroíris despierte, de esa manera puedo ordenar lo que quedó desordenado la noche anterior y cuando Arcoíris se levanta y quiere ayudar en algo, la carga de trabajo no es la misma que si la casa está desordenada desde un día anterior. Además, cuando un pequeño se levanta y percibe un ambiente de orden, eso se queda grabado en su memoria, lo que hará que siempre trate de generarse él mismo un ambiente de limpieza y orden.

Cuando terminamos de desayunar, comer o cenar, procuro que Arcoíris lleve al menos su plato de vuelta a la cocina, Si el tiempo nos lo permite, entonces le apoyo para que él lave su propio plato.

A veces estoy barriendo y Arcoíris quiere barrer. En ese momento sé que realmente no podré terminar, seguramente lo único que hará será regar la basura por todos lados y yo tendré que barrer nuevamente. Pero hay algo fundamental que plantearse ¿qué pasa si mi casa no está ordenada?, ¿en que nos afectas si por unos minutos más la casa se mantiene en desorden?... ¡Realmente no pasa nada! y cuando Arcoíris termine de barrer puedo hacerlo yo también.

Es importante que los pequeños cuenten con herramientas con características que se adapten a sus habilidades. En casa tenemos una escoba y un trapeador especial para Arcoíris de tamaño pequeño que hemos comprado en el mercado a un precio muy accesible. También tenemos trapos pequeños y este delantal que le he hecho para actividades en la cocina.

Tengo algunos delantales disponibles en el Atelier y si deseas uno especial, puedes hacer tu pedido personalizado aquí

Lo importante es tener paciencia y ordenar nuestras prioridades. Como madres y padres, nuestra mayor prioridad es el bienestar de nuestros peques. Un día crecerán y no habrá más casa desordenada porque se habrán convertido en adultos y se habrán ido para hacer su propia vida. Extrañaremos esos días de desorden y caos en los que ellos eran felices y tendremos la certeza de haber formado seres humanos autónomos y capaces.

Comparte ♥

¡Hola todo el mundo!
Soy Laura y te doy la bienvenida a mi espacio! Aquí encontrarás mi admiración por la naturaleza y mi búsqueda en formar un mundo mejor a través de la crianza y la educación.
Con amor para el mundo
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
Sígueme
Suscríbete para recibir actualizaciones y promociones exclusivas
© lalavanda atelier . todos los derechos reservados