La conexión entre la naturaleza y el desarrollo de los niños.


Como mamá, mis ganas de vivir en un mundo más feliz y en base a mi experiencia personal, diría que no existe algo más importante en el desarrollo de un niño que el contacto directo de la naturaleza con sus sentidos.

Podemos comprobarlo de una manera muy simple con nosotros mismo, dándonos cuenta de como de un minuto a otro nuestra perspectiva de la vida puede cambiar, haciendo lo siguiente:

Cuando visitas la playa, la montaña, el campo o cualquier espacio natural libre de la "civilización", miras al horizonte y analiza sobre como te sientes, que percibes y cuales son tus sueños más profundos y sinceros... Verdad que no son los mimos de hace unos minutos atrás ?... Ahora pensemos en la mente limpia de los niños, donde solamente existe lo que ellos creen y crean, donde no existen límites y todo es posible...

Cuando un niño está en contacto con la naturaleza tiene mayor oportunidad de descubrirse a si mismo, de crear una personalidad propia... su cerebro no estará atacado por factores que manipulen su personalidad y todo es mejor si el niño pasa la mayor parte de su tiempo en contacto ilimitado con la naturaleza durante los primeros 4 años de vida.

Cuando nació Cometa, recibía muchas críticas de mi estilo de crianza porque soy de la idea de dejar que los niños exploren el mundo en cada cosa que hagan. Cometa tenía sólo 28 días de nacido cuando tuvo su primer campamento en la playa, tenía solo 1 mes y medio cuando tuvo su primer campamento en el bosque; él no tuvo problemas con su salud de ningún tipo... los primeros dos años estuvo libre de gripes, cólicos, etc.

Ahora: todos los niños al estar en el útero, están en un ambiente igual, a la misma temperatura y al nacer, cada niño llega a un clima distinto en ambientes distintos... Algunos nacen cerca de la playa, otros nacen en lugares donde cae nieve, otros nacen en lugares desérticos y así... y cada uno de ellos se adapta al clima en el que nació; entonces esto significa que los niños pueden visitar cualquier parte del mundo a la edad que sea siempre y cuando las condiciones sean apropiadas, como llevar suficiente agua en los lugares donde hace mucho calor, llevar con que darle sombra si hay demasiado sol o con que taparlo si hay mucho frío... Salir de casa o de lo cotidiano, no enfermará físicamente al niño.

Por otra parte, los niños por naturaleza y de manera nata entienden el mundo, no necesitan tantas explicaciones porque son más lógicos que razonables... entienden acerca del Amor y el respeto y el concepto de "todos somos uno"... un niño que no ha llegado a los 4 o 5 años donde su personalidad apenas está por definirse, sabe que "una cosa sin la otra no funciona"... que cada ser es igual de importante que él aunque razonablemente no lo entienda y por consiguiente no lo sepa explicar.

Lamentablemente los niños, sobre todo en la actualidad, pasan más tiempo frente a la televisión o una computadora; para los padres es más fácil regalarles mil juguetes y muchas veces esto es por mantener una imagen de estatus social. Pero... qué pasaría si cambiáramos el juguete más nuevo y caro que recién salió a la venta por un viaje un fin de semana a una playa bonita ? o si cambiáramos un fin de semana de ver películas en familia por un fin de semana acampando en un bosque o por qué no, en el jardín de la casa, hacer una fogata, asar bombones, ver las estrellas, animales nocturnos y hablar de todo lo bello que puede existir en un universo como este ?... Qué habría en la mente de nuestros niños si interactúan más con la naturaleza que con un aparato que les dice que comprar, que comer y que vestir ?... Creo que la vida sería muy distinta... Tal vez habría más jóvenes artistas, científicos en vez de jóvenes expertos en los video juegos.

* * *

Yo en lo personal disfruto mis fines de semana rodeada de plantas, sol, nubes, estrellas y animales (hasta insectos) y noto muy claramente el cambio de actitud y perspectiva de Cometa cuando paseamos en la playa o el campo... Disfrutamos los campamentos en el jardín de la casa cuando no hay mucho dinero o tiempo para salir a pasear.

Un paseo en familia hacia la naturaleza, crea niños felices, emocionalmente fuertes y mentalmente sanos.


Suscríbete para recibir actualizaciones y promociones exclusivas
© lalavanda atelier . todos los derechos reservados