Duendecitos para el ritmo semanal.

Definitivamente, la herramienta favorita que tenemos para la comprensión del tiempo y los días, son los Duendecitos para el ritmo semanal.


En la entrada anterior, hablaba de como los niños perciben el tiempo, así como algunas maneras en las que se les puede apoyar para lograr una mejor comprensión del mismo.

Así que hoy voy a hablar específicamente sobre los Duendecitos para el ritmo semanal: ¿Qué son?, ¿Como se utilizan?, ¿Cómo benefician a los niños?


Inspirados en la pedagogía Waldorf, los duendecitos nacieron en el atelier cuando pensaba en cómo podría hacer una mesa de estación adecuada para la edad de Arcoiris (después hablaré acerca de las mesas de estación). Estábamos en el camino de ir formando un ritmo adecuado para nosotros y yo trataba de buscar herramientas bastante sencillas y lúdicas.



Y entonces nacieron los duendecitos...


¿Cómo se utilizan?

Cada duendecito representa un día de la semana según su color:

lunes - morado

martes - rojo

miércoles - amarillo

jueves - anaranjado

viernes - verde

sábado - azul

domingo - blanco


Durante la noche, los duendecitos duermen en su canasto. Al salir el sol y levantarnos de la cama, el duendecito que representa ese día también se levanta y se queda al frente de todos, durante todo el día. Por ejemplo, el jueves se levanta el duendecito anaranjado



De esta manera, los niños logran saber en qué día de la semana están.

Pero no es qué los niños vayan a aprenderse los días de la semana: el niño no dirá lunes, martes o miércoles. Como lo expliqué en el post anterior, los nombres de los días, para niños pequeños, carecen de sentido, pues no son algo tangible ni tampoco que puedan ver.

No son como el nombre de una persona: a la persona la pueden ver, la pueden tocar, incluso interactúan con ella. Con los días no ocurre de esa manera.


Los niños comprenderán cómo trascurren los días y podrán adaptar sus actividades diarias y semanales de acuerdo al resultado de esa comprensión, más que de aprenderlos o memorizarlos.


-

Cuando tu hijo/a pequeño/a te pregunta ¿Cuándo es mi cumpleaños?

Tú le respondes que el martes. Y notas que no comprende lo que le estás respondiendo

- ¿Y cuándo es martes?

¿Cómo le explicas?

- Recuerdas tus duendecitos, hoy se ha levantado el blanco (domingo), mañana se levantará el morado (lunes) y después se levantará el rojo (martes). Entonces ese día, cuando el rojo se levante, será tu cumpleaños.


El pequeño niño podrá identificar qué tiempo debe transcurrir para que llegue su cumpleaños. Y además es una dinámica muy divertida y emocionante al ir levantando el duendecito correspondiente al día e ir notando cómo se aproxima su color esperado.



Esto es útil con un montón de actividades; realmente con todas. Los niños pueden esperar fechas teniendo una mejor comprensión de lo que ocurre, o saber que actividades están asignadas a ese día. Tal vez el día de visita a sus abuelos o el día de leer su cuento favorito.

Realmente se vuelve una forma muy consciente y emotiva de vivir cada día.



Más beneficios...

Otra ventaja de usar una herramienta como los duendecitos para mantener el ritmo diario y semanal, es que aporta a los niños mucha tranquilidad. Cuando no hay una comprensión del tiempo, todo es impredecible para ellos, lo que puede hacerlos sentir inseguros y temerosos, ansiosos.

Cuando comprenden cómo transcurre el tiempo, su realidad se vuelve más predecible. Esto les produce mucha seguridad ante algo tan grande como la vida y el mundo; y entonces se sienten más serenos.


* * *


Los duendecitos para el ritmo semanal, como cualquier juguete o material Waldorf, están elaborados totalmente a mano, con materiales naturales: tela de algodón, relleno de lana y semillas, y fieltro de fibra de algodón.

La edad ideal para integrar los duendecitos como herramienta a nuestro ritmo semanal y diario, es a partir de los 2 años.




Los niños pequeños no necesitan aprender palabras que son abstractas. Para ellos, basta con saber lo qué deben o pueden hacer en determinado momento






Comparte ♥

Suscríbete para recibir actualizaciones y promociones exclusivas
© lalavanda atelier . todos los derechos reservados